21268098_752184434966834_1311734394_o

[JUGUITO DE PELOTA]

Como este fin de semana no hay fútbol del campeonato de Transición, decidí hacer mi columna sobre el partido de Chile vs Paraguay. Y la verdad es que mucho que rescatar no hay.

El partido se disputó ayer en el estadio Monumental y fue victoria para los guaraníes por un rotundo 3 a 0. El único jugador que destacó, para bien, fue Gary Medel. En la actualidad son pocos los partidos donde se le pueda encontrar algo que criticar al pequeño defensa nacional (antiguamente era error tras error, pero se recompuso de forma magistral) y anoche demostró nuevamente que es el alma de la “roja”. Llegó bien a los cruces, entregó garra, ayudó en la salida y defendió todo lo que pudo.

El resto del seleccionado fue una vergüenza, un espejismo de lo mostrado en la copa América del año pasado y de la Confederaciones de este año, porque en estas clasificatorias, con Pizzi, poco y nada han hecho. Comencemos por la cabeza de nuestra selección, Pizzi. No puedo entender que no haya comenzado el segundo tiempo con cambios para intentar dar vuelta el resultado. Todos sabíamos que no se había jugado bien en los primeros 45 minutos, todos menos Pizzi. Recién en el minuto 57 se decidió a hacer ingresar a Paredes y Valdivia, dos que deberían haber estado desde un comienzo. Lamentablemente a Castillo le ha pesado la camiseta y Paredes en pocos partidos con la selección ha demostrado que puede jugar sin problemas. Lo peor de Pizzi ayer, fue hacernos creer que el salvador de la debacle sería Orellana, un jugador que su hito fue anotarle a Argentina, dos clasificatorias atrás.  Han pasado 7 años al menos y no ha aportado en nada más.

En los peores desempeños del equipo, Vidal, Aránguiz, Sánchez, Jara, Isla y Beausejour destacan sobre el resto. No critico el autogol de Vidal, a todos les puede pasar. Lo que es criticable es su poca entrega ayer. El resto de los nombrados, imprecisos, fallaron en cada pase que dieron, fueron superados ampliamente por, digámoslo, un mal equipo paraguayo, porque a la hora que sean buenos para el fútbol, la boleta de ayer hubiese sido histórica.

 

21268021_752183918300219_1816869216_o

(uno de los muchos centros que se lanzaron ayer, sin resultados)

Quedan 3 partidos en el horizonte, uno en Bolivia, otro de local ante Ecuador y si no se dan los resultados esperados, tendremos que jugarnos la clasificación al mundial de Rusia, ante Brasil en el país de la samba, en la última fecha.

Falta mano dura en esta selecci   ón, comenzar a limpiar un poco el camarín, no hacerlos creer que son vacas sagradas irremplazables. Y falta renovación, a pesar de que hay jugadores jóvenes con condiciones, siguen sin ser llamados a defender a la roja.

En definitiva, vuelve la calculadora, vuelven los nervios y vuelve la amargura de ver a una selección sin ideas. Es de esperar que levanten la cabeza y que se mejore en las 3 fechas que quedan, de no ser así… ¡apaga y vámonos!21284370_752184431633501_628924875_o

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *